|net

Historia


Banco Agromercantil de Guatemala, S.A., surge de la fusión de dos entidades bancarias de sólido prestigio y larga tradición, como eran el Banco Agrícola Mercantil y el Banco del Agro. Nuestros orígenes se remontan al 30 de junio de 1926, cuando fue creado el Banco Central de Guatemala, que absorbió las funciones de la Caja Reguladora, entidad encargada de velar por la estabilidad internacional de la moneda, capitalizándose con aportes del Gobierno pero con mayoría de la iniciativa privada.

Se realiza la primera sesión solemne de la nueva institución el 5 de julio de 1926, presidida por el Lic. Carlos O. Zachrisson, en presencia de los directores Sr. José Aycinena, Sr. Juan Irigoyen, Sr. Arturo Castillo, Sr. Ernesto Herrera, Sr. Antonio Peyré, Sr. Carlos Quezada, Lic. Carlos Salazar y Sr. Federico Rubio; Cajero Sr. Luis Velásquez y Contador Sr. Salvador Montenegro Wolters.

El 15 de septiembre de 1926 a las tres de la tarde, se realiza la primera sesión de trabajo de la Junta Directiva e inicia sus operaciones con el público. Y como Banco Central inició la emisión de la nueva y actual unidad monetaria de Guatemala, "El Quetzal". Desde 1926 hasta 1945 el banco tuvo a su cargo la regulación de la emisión monetaria oficial y por ser el agente financiero del estado, también tuvo a su cargo, entre otros casos de relevancia histórica, la cancelación de la denominada "Deuda Inglesa".

El Gobierno de la Revolución de 1944 instituye el actual Banco de Guatemala, que asumió las funciones de Banco Central, por lo que el 1o. de febrero de 1948 se redenominó como Banco Agrícola Mercantil, dando continuidad a la tradición de crédito y confianza del público guatemalteco. A mediados de la década de los cincuentas, un grupo de agricultores progresistas tuvo la visión de crear una nueva institución bancaria que diera soporte a esta importante actividad económica en el país. Con el aval del Gobierno, esta nueva institución abrió sus puertas al público el 16 de agosto de 1956 con el nombre de Banco del Agro. Este banco se capitalizó con el aporte de más de 4,000 agricultores, quienes a partir de entonces, gracias al apoyo brindado al sector agrícola y la confianza que ha merecido el público inició una etapa de crecimiento que le llevó a ocupar un lugar protagónico dentro del sistema bancario nacional. El treinta de noviembre del año 2,000 el Banco Agromercantil de Guatemala S. A. como entidad fusionada, inicia una nueva etapa y con ello busca contribuir al fortalecimiento del sistema financiero y la promoción de nuevas oportunidades de inversión y empleo.

Como genuino heredero de una sólida y confiable tradición bancaria, y con la experiencia de más de 90 años de servicio a los guatemaltecos y centroamericanos, somos el más accesible y confiable aliado financiero de nuestros clientes.


                 

Visión

¿Qué es lo que queremos en BAM? Un mundo más armonioso, más funcional. Un mundo en donde la felicidad esté al alcance de la mano. Un mundo simple.

Y un mundo así demanda soluciones efectivas. Se puede decir que en BAM nos gustan los resultados: nos gusta lo práctico. Nos enfocamos en resolver problemas, no en crearlos. Nuestra mayor ambición es generar acciones directas de crecimiento, y desarrollar un contexto fértil de intercambio por medio de vínculos directos y amigables.

Lo mejor de BAM es que todo es más fácil.

Misión

En BAM nos enfocamos en proporcionar soluciones que permitan un mundo más armonioso, más funcional; más sencillo. Somos una organización comprometida con la eficiencia en el servicio a través de un proceso permanente de mejora e innovación. Creamos valor facilitando la vida a los demás

           

                 
                   

Valores

Respeto:
Es la actitud de consideración y deferencia que se debe a una persona en el trato cotidiano, y en las decisiones que se tomen respecto a ella. El     respeto tiene su origen en la dignidad intrínseca de una persona, y es independiente de su edad, sexo, cargo, nivel académico, sector socioeconómico     al que pertenece o cualquier otra circunstancia.

Honestidad:
Es comportarnos y expresarnos con sinceridad y coherencia en todos los ámbitos de la vida; de acuerdo con la verdad y la justicia.

Responsabilidad:
Es responder por lo que hacemos o dejamos de hacer; de aceptar las consecuencias de nuestros actos, decisiones y omisiones.  No solo abarca los     efectos inmediatos de nuestros actos sino los secundarios, en la medida en que hayan sido razonablemente previsibles.

Servicio:
Es satisfacer oportuna y efectivamente las necesidades de nuestros clientes y compañeros de trabajo por medio de una oferta de valor y del cuidado     de todos los detalles.

Eficiencia:
Es generar valor y un beneficio integral para la Institución, por medio de hacer bien nuestro trabajo desde la primera vez y optimizar los recursos.

Evolución:
Es visualizar las necesidades de cambio, adaptarse a nuevos entornos competitivos, transformar ágilmente estructuras y servicios, mejorar e innovar     continuamente para favorecer al cliente, pero sin alterar nuestros valores.

               
           


x

Bienvenido
a BAMnet

¿Qué deseas hacer?